Derecho a la educación e ingreso a las universidades

 

Por: Marco Antonio Martínez Monsalve

El ingreso a la Educación Superior es un momento decisivo en la vida de muchos y muchas jóvenes, que va desde la decisión de saber cuál es la carrera que les gusta y les interesa, dónde estudiarla y a qué se dedicarían toda su vida. Sin embargo, en varios de ellos esta decisión está determinada por exámenes para ingresar a una Universidad pública, lo que no garantiza que este proyecto se pueda concretar.

Así es que miles de jóvenes no aprueban los exámenes para ingresar a la UNAM, a la UAM, al IPN o alguna Institución de Educación Superior Autónoma y Pública. ¿Cómo se sienten los jóvenes que son rechazados? ¿Qué otras opciones tienen? ¿Qué pasa con aquellos que no pueden o no quieren pagar una Universidad Privada? Estas son algunas de las cuestiones que esta investigación tiene el interés de profundizar.

a)    ¿Cómo está conformada la Educación Superior en México?

La educación superior en México, descansa en las llamadas Instituciones de Educación Superior (IES). En la actualidad el sistema educativo del nivel superior cuenta con cerca de 6,490 establecimientos (planteles) de educación superior, que agrupan no sólo Universidades Públicas, sino también Institutos Tecnológicos Federales, Escuelas Normales, Universidades Tecnológicas, Universidades Interculturales, la Universidad Pedagógica Nacional y centros públicos de investigación; instituciones particulares cuyas modalidades son principalmente institutos de estudios superiores, universidades, colegios y centro de estudios.

El sistema público superior considera aquellas instituciones cuyo funcionamiento dependen principalmente del financiamiento público a través de los subsidios del gobierno federal, estatal, municipal, aportaciones por cuotas escolares de sus estudiantes, servicios o productos elaborados por la comunidad universitaria proporcionados a sectores sociales, empresariales y

Situación Actual de la Oferta Educativa

Cada año alrededor del 90% de los jóvenes que desean ingresar a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) para estudiar una licenciatura no lo logran. Muchos lo intentan nuevamente, algunos otros buscan distintas opciones a las que llegan a ingresar, pero también, un gran número se queda definitivamente sin estudiar. ¿Qué piensan estos jóvenes?; ¿cómo afrontan su situación?, ¿cómo la viven?

A los jóvenes que no logran ingresar a la universidad, los medios de comunicación suelen nombrarlos rechazados o “ninis”, este término se ha hecho extensivo y se llega a utilizar en distintos ámbitos sociales; incluso hay quienes llegan a asumirse como tales.

La situación de quienes no logran ingresar a la universidad remite a un fenómeno en el que sujetos anteriormente insertos en un espacio social —como en este caso, una institución educativa de nivel medio superior—, quedan fuera y viven una situación de no pertenencia y de pérdida de un proyecto que ellos habían delineado. Estos hechos marcan una línea divisoria de oportunidades de los jóvenes y un estigma difícil de asumir.

Los jóvenes que no logran ingresar a la UNAM forman un grupo heterogéneo en cuanto al origen socioeconómico y a las trayectorias educativas y, por tanto, sus oportunidades son distintas. En este sentido, algunos aspirantes efectivamente son excluidos de la educación superior, porque provienen de los grupos sociales más desfavorecidos y no cuentan con posibilidades de ser aceptados en otra institución; en estos casos, la exclusión educativa puede ser el comienzo de un proceso excluyente que sobrepase la esfera meramente educativa. Caso distinto es el de los jóvenes que al no ser aceptados en la UNAM, buscan otras opciones y su espectro de posibilidades es más amplio e incluso, contemplan además de otras universidades públicas, a las universidades privadas como una opción para continuar con su formación.

La irrupción de un gran número de jóvenes rechazados o excluidos de la educación superior cada año, pone al descubierto un problema de inequidad educativa, en la medida que se muestra claramente que no todos los jóvenes cuentan con las mismas oportunidades y que no es suficiente con abrir las puertas por igual a todos los jóvenes, ya que ellos mismos son diferentes.

En promedio, de cada 100 niños que ingresan a la primaria, sólo 50 concluyen sus estudios del nivel medio superior, 21 egresan de su instrucción universitaria y sólo 13 se titulan.

Respecto al año 2013 la cifra de jóvenes no aceptados en las licenciaturas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) alcanzó casi 92 por ciento. De los 126 mil 753 estudiantes que presentaron el examen de selección para ingresar a alguna de las más de 100 carreras que ofrece la casa de estudios, sólo fueron seleccionados 10 mil 916, equivalentes a 8.6 por ciento. Así lo indican los resultados del Primer Concurso de Ingreso a la UNAM 2013. En el sistema escolarizado realizaron el examen 115 mil 112 jóvenes y fueron seleccionados 7 mil 792, en tanto que para los sistemas de educación abierta y a distancia se presentaron 6 mil 285 y 5 mil 356 aspirantes, respectivamente, y obtuvieron un lugar mil 39 en el primer caso y 2 mil 85 para la formación a distancia.

Lo anterior es doloroso al contrastar con el deseo y la importancia que los jóvenes de nuestro país expresan de estudiar una carrera universitaria. En la Encuesta Nacional de Valores 2012, ante la pregunta de: Por lo que tú piensas. Hoy en día ¿vale o no vale la pena estudiar una carrera profesional?, el 93.9% contestó que sí vale la pena.

______________________

Síguenos en Facebook / Observatorio Ciudadano de Discriminación en Medios

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s