¿Existen las faltas a la moral?

Por: Aarón Hernández

En México es muy común escuchar que temas que tienen que ver con ejercer la sexualidad en espacios públicos son llamados “faltas a la moral”, todo depende del esquema de valores que tenga la sociedad y que se traducen en normas culturales al interior de una comunidad o grupo.

Un ejemplo de ello es lo ocurrido a principios de año en la Ciudad de Guanajuato cuando una pareja heterosexual se dio un beso estando en una plaza pública dando un paseo de domingo, no tardó mucho en escucharse una voz que les juzgaba con la frase “hay niños presentes”, dando a entender que para la gente de esa ciudad, las muestras de afecto son cuestiones que deben de quedarse en lo privado y algo que las y los niños no deben de conocer, esto basado en el estereotipo de la inocencia infantil que es conocer de la sexualidad, al considerar a esta como algo pecaminoso o sucio.

Es ya sabido por las y los mexicanos el nivel de conservadurismo de algunas regiones del país, en especial del estado de Guanajuato, ya que situaciones como la anteriormente descrita tiene como resultado la criminalización del derecho a ejercer la sexualidad libre de prejuicio, la pareja antes mencionada terminó ante las autoridades, las cuales les impusieron un castigo similar a una falta administrativa.

En contraste con lo ocurrido en Guanajuato, hace unos cuantos días, en la Ciudad de México, una pareja de mujeres jóvenes lesbianas viajaba por el sistema de transporte colectivo “Metro”, y al darse un beso, un hombre las insultó con palabras alusivas la suciedad, comparando al beso que se dieron con el orinar en la vía pública; ellas no hicieron caso de las agresiones verbales, pero el hombre insistía con lo mismo, por lo que ellas a manera de protesta se besaron nuevamente, el hombre reaccionó de manera violenta y golpeó en la espalda a una de las mujeres por lo que ellas decidieron jalar la palanca de seguridad del vagón y activar la alarma; el hombre muy seguro de que su postura era la correcta, en todo retador les decía: “anden, llamen a la policía, las voy a acusar de faltas a la moral”. El hombre se sorprendió al saber que quien acababa de cometer una acción delictiva era él y no ellas, se trataba del delito de discriminación.

A pesar de la insistencia por parte del personal del Ministerio Público para persuadir a la joven pareja de continuar con el proceso en contra del agresor, se logró levantar la denuncia.  En México, la discriminación no sólo se tipifica como una violación a los derechos humanos, también se hace como delito, todo depende de quién lo comenta, si una persona de la función pública o un particular y es un delito que se sigue de oficio.

Tanto el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) como el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación en el Distrito Federal (COPRED) son organismos autónomos y no jurisdiccionales de protección del derecho humano a vivir sin discriminación. Una persona que ha sufrido discriminación puede acercarse al organismo correspondiente para pedir asesoría y levantar ya sea una queja o una reclamación por lo ocurrido, independientemente de activar un proceso jurídico por el mismo hecho.

El agresor de la pareja lésbica, descubrió por la vía penal que no existen las faltas a la moral y que el que una pareja del mismo sexo tenga muestras de afecto como las caricias, los besos y tomarse de las manos de ninguna forma constituyen un acto de alteración del orden público, no son ni delito ni falta administrativa, si no que al contrario, son un derecho con el que contamos todas y todos, sin distinción alguna.

Para reflexionar ¿qué es en realidad inmoral, las muestras de afecto o la agresión física y los crímenes de odio? Si en en la Ciudad de México hay un mayor avance en materia de derechos sexuales y reproductivos, aún hay mucho por hacer para transformar las prácticas discriminatorias como la lesbofobia y demás factores que denigran a las personas. Todo acto discriminatorio debe de ser denunciado ya sea jurídica o no jurídicamente, lo importante  es sentar el precedente de que son prácticas que no pueden ser toleradas.

______________________

Síguenos en Facebook / Observatorio Ciudadano de Discriminación en Medios

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s