Claves para entender lo que pasó realmente el #1D. Un año después.

Por: Jorge Aguilar

“Si bien el Estado tiene el derecho y la obligación de garantizar su seguridad y el orden público, su poder no es ilimitado, pues tiene el deber, en todo momento, de aplicar procedimientos conformes a Derecho y respetuosos de los derechos fundamentales de todos los individuos que se encuentren bajo su jurisdicción”

Corte Interamericana de Derechos Humanos

o. INTRODUCCIÓN

El 1 de diciembre de 2012 (#1D) ocurrió en la Ciudad de México el primer ensayo a gran magnitud en tiempos recientes de la política represiva con las expresiones de descontento social que ahora se aplica de manera sistemática desde el regreso del priismo a la presidencia. Ese día también quedó marcado en la historia del país como un parte aguas por los graves enfrentamientos entre grupos de manifestantes y las fuerzas represivas del estado.

Ese día quedó de manifiesto el tamaño del monstruo que regresaba para engullir lo que años atrás no pudo. Una agenda de liberación económica y privatizaciones descaradas aterrizaba en Palacio Nacional y en respuesta natural surgía una reestructurada expresión de resistencia cuyo papel inevitable es hacer contrapeso a un gobierno dispuesto a todo con la misión de generar ganancias a los grupos empresariales y políticos.

Así como las “Juntas Militares” latinoamericanas utilizaron el terror en su estado más puro (desapariciones, detenciones masivas, tortura física, tortura sexual, ejecuciones …) buscando paralizar y desarticular a la población y resistencia mientras introducían la doctrina del liberalismo económico en el continente empobreciendo a las mayorías; el nuevo régimen, más cínico que otros y que él mismo antes, utilizó la estrategia del terror y la criminalización para probar terreno ante los próximos cambios y sus (esperadas desde hace dos décadas como mínimo) “modernizaciones” que como punto cumbre incluyen la inclusión de capital privado al negocio del petróleo. El siguiente texto busca analizar con rigor lo que en realidad ocurrió el #1D, entender lo que pasó nos llevará a comprender con mayor plenitud la estrategia de intimidación, discriminación, criminalización y miedo que se inauguró públicamente ese día, y así, poder articular acciones para combatirla.

I. “EL GRUPO” Y LOS POLICÍAS.

-El #1D se realizó el cambio del titular del Poder Ejecutivo, en ese contexto la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF) establece el operativo “Transmisión del Poder Ejecutivo” que inició el día 29 de noviembre a las 22:00 y terminaría tras la conclusión de las actividades protocolarias. La orden de operaciones autorizada por Manuel Mondragón y Kalb (en ese momento Secretario de Seguridad Pública del DF) incluía desde el principio los grupos políticos, estudiantiles y civiles que debían ser “objeto de seguimiento”. Participarían 5,172 elementos policiales y 195 vehículos (entre ellos 2 helicópteros). Darío Chacón Montejo, Subsecretario de Operaciones de la SSPDF, era el responsable de coordinar todas las actuaciones policiales. Otras instituciones involucradas fueron la Procuraduría General de Justicia del DF, la Policía de investigación del DF.

-Desde las primeras horas del #1D comienzan a reunirse diversos grupos y movimientos civiles en la periferia del Palacio de San Lázaro para realizar protestas. El informe de la SSPDF identifica que a las 6:40 llega un “grupo de 50 personas” (en lo sucesivo el grupo) que “comenzaron a agredir a las fuerzas policíacas con petardos y bombas molotov”.

-El embate dura varias horas, durante ese tiempo se intentan derribar las vallas de contención y se “estrella” un camión contra ellas. Los elementos dentro del cerco, frustrados, agreden aleatoriamente causando las heridas de varias decenas de personas, entre ellas las de Uriel Sandoval y Kuy Kendall, quien aún permanece grave.

-Las bitácoras de radio de la SSPDF identifican sólo al grupo como célula violenta, estos se retiran a las 10:30 con dirección a Palacio Nacional.

-A las 11:47 horas Darío Chacón Montejo gira las primeras órdenes de detención para “contener” en flagrancia a miembros del grupo que en ese momento se encontraba frente al hotel Hilton. Las detenciones contra ese grupo son imposibles de realizar.

-Durante la hora siguiente el grupo señalado como “violento y vandálico” por la SSPDF se dirige a Reforma y se dispersa completamente en el Monumento a la Madre. El mando superior ordena a las 13:09 por radio “necesitamos R9 (detenciones)”, para ese momento varias detenciones arbitrarias ya habían ocurrido en la zona del Centro Histórico (lejos de donde se desarrollaban los “actos vandálicos”).

-A partir de las 13:25 los mandos policíacos repiten la orden “necesitamos detenciones, lo más que se pueda”.  A las 14:20 el puesto de mando señala a los Subsecretarios Chacón y Rosales Gamboa “por órdenes superiores hay que empezar a enfriar a la gente y que se vea la fuerza”. No se realizan más detenciones pero se instruye a todas las unidades para hacer maniobras “que impongan (intimiden)” sobre Av. Juárez, Eje Central y Av. Hidalgo.

-Sobre el grupo, la CDHDF (Comisión de Derechos Humanos DF)  concluyó que la SSPDF se limitó a “seguirlos” y nunca a capturarles. Refiere que para la SSPDF fue prioridad encapsular y bloquear a manifestantes pacíficos que detener al grupo que realizaba daños a establecimientos comerciales.

-Se documentó que mientras en Eje Central y Juárez se desarrollaban actos de violencia por parte del grupo, que legalmente requerían intervención policial (riesgo patrimonial) (entre las 12:00 y 13:00); se realizaban detenciones a personas que se manifestaban de forma pacífica en el primer cuadro del Centro Histórico o se encontraban ahí por motivos ajenos a la manifestación y acciones de protesta de ese día.

-La CDHDF señala que ante la imposibilidad (o falta de intención) de realizar detenciones en flagrancia material, la corporación policial realiza detenciones arbitrarias. A las 13:07 horas se escucha en los registros de radio a un mando superior decir:  “Todos esos jovencitos con mochila en la espalda, esos deben ser vándalos”. Múltiples órdenes de ese tipo se replicaron esa tarde, lo que obviamente llevó a la generación de detenciones arbitrarias basadas en la discriminación y criminalización de las juventudes.

II. LAS DETENCIONES ILEGALES, ESTRATEGIA ESTATAL DE INTIMIDACIÓN

-Para entender la naturaleza de las detenciones hay que saber primero que los artículos 14 y 16 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos reconocen el derecho a la libertad personal, se menciona que nadie puede ser molestado en su persona, ni privada de su libertad, sin que exista una orden fundada y motivada emitida por autoridad competente; siendo la única excepción cuando se trate de delito flagrante (que se ejecuta en ese momento, “con las manos en la masa”)  (266 y 268 Código de Procedimientos Penales DF). La violación al derecho a la libertad personal es una detención ilegal o una detención arbitraria.

-Generalmente las detenciones ilegales o arbitrarias conllevan la ocurrencia de violaciones a otros derechos como la integridad personal o la vida; esas violaciones pueden manifestarse a través de actos de tortura, tratos crueles, inhumanos y degradantes. También por la obvia violación al derecho un proceso justo, hay irregularidades y mentiras en la documentación y declaración judicial de la detención.

-Derivado del gran ejercicio represivo y el contexto de violencia en la Ciudad de México el #1D se realizaron más de cien detenciones, la CDHDF analiza sólo 99 detenciones. 97 de las personas fueron puestas a disposición del Ministerio Público (la mayoría en condiciones irregulares como se explicará posteriormente) y 2 personas no fueron remitidas ante ninguna autoridad. De esas 97 personas 85 eran mayores y 12 menores de edad.

Se concluye terminantemente que las 99 detenciones fueron ilegales. No se demostró que ninguna haya ocurrido en flagrancia y tampoco se garantizaron los derechos de las personas detenidas. Se evidenció que no se notificó el motivo de la detención en la mayoría de los casos y que no se entregó al detenido/a ante la autoridad competente.

-De las 97 detenciones oficiales (presentadas) sólo 17 coinciden en el lugar donde oficialmente se documenta la detención y donde realmente ocurrió según la evidencia de medios, videos de ciudadanos, testigos y testimonios. En los registros policiales 80 de las detenciones mienten sobre el lugar de la detención, en algunos casos “errando” hasta por 3.5 kilómetros como el caso de Elizabeth Sarai López, a quien supuestamente se le detiene en Eje 1 Nte y F.C. de Cintura (colonia Morelos) cuando en realidad ocurrió en el Monumento a la Revolución.

-De las 97 detenciones, en sólo 15 corresponden la declaración policial de la hora de la detención y la hora real de la detención. En las otras 83 detenciones hay “errores” de por lo menos 30 minutos entre la hora oficial de la detención y la hora real. Este último dato nos permite conocer el tiempo que la persona detenida fue desaparecida y retenida por los elementos policiacos sin notificar a las autoridades. Existen por lo menos 12 casos donde la persona detenida fue retenida por más de 4 horas (incluso 5) por los policías sin entregarse; durante este tiempo muchas de las personas detenidas notifican maltratos, amenazas verbales, con armas de fuego, golpes y shocks eléctricos.

-Investigaciones periodísticas y de la CDHDF permitieron confirmar que los hechos que denunciaron los policías para justificar las detenciones eran ilógicos. Por ejemplo, a un grupo de 25 personas detenidas en Filomeno Mata y 5 de Mayo se les acusaba de realizar “actos vandálicos” en Av. Juárez entre las 12:45 y 13:00 cuando su detención real ocurrió a las 12:10. A personas detenidas entre las 13:00 y las 14:00 en diferentes calles de la colonia Centro y Tabacalera se les acusaba de daños en la zona del Caballito, siendo que las mismas bitácoras policiales reportan que los daños ocurrieron hasta pasadas las 16:00 hrs. Lo anterior permite afirmar que las denuncias fueron fabricadas con la clara intención de criminalizar a las personas que se manifestaban de forma pacífica en casi todos los casos.

EJEMPLOS PARTICULARES:

– Policías testifican que detienen al joven André Nieto por realizar acciones violentas hacia los mismos policías gritando insultos y lanzando piedras, dicen que es detenido al intentar quitarle el escudo a un elemento. La evidencia demostró que André caminaba pacíficamente por la calle de Regina  cuando arremetieron contra él de manera violenta produciendo su detención (permanece en el ReNo hasta el 9 de diciembre).

-Un grupo de 25 personas es encapsulado y detenido en Filomeno Mata y 5 de Mayo a las 12:10 horas, posteriormente se les priva de la libertad y acusa de “lanzar piedras, palos, botellas y artefactos explosivos contra inmuebles y personas en Av. Balderas y Juárez a las 12:45”. Entre ese grupo se encontraba Carlos Román Chávez, quien al pasar por la calle donde está el grupo asegurado se acerca a reclamar a los policías y es agredido por la parte de atrás e ingresado al encapsulamiento.

Obed Palagot (estudiante de FES-I, promotor de DDHH y ecologista) también protestaba junto a otros grupos por la liberación de quienes fueron encapsulados en Filomeno Mata, en el video se le ve de camisa y gorra blanca, es evidente que en todo momento se ocupa de manifestarse y registrar con su celular los hechos. Según la policía fue detenido en el momento que dañaba un camión de la SSPDF en Balderas a las 12:50, en realidad es detenido y golpeado a las 13:50 horas en Eje Central (últimos segundos del video)

Alejandro Sandino (autor del video) , estudiante de fotografía,  es detenido luego de acudir a buscar información de lo sucedido y comenzar a tomar videos y fotografías. Su detención según la evidencia es a las 13:51 horas en 5 de Mayo y Eje Central, los policías dicen haberlo detenido una hora antes en flagrancia cuando “destruía mobiliario en Av. Juárez y Balderas”. En los últimos segundos del video también se observa la detención de Obed Palagot.

III. TORTURA Y AGRESIONES

-Toda persona tiene derecho a que se respete su integridad física, psíquica, sexual y moral. Este derecho implica que el Estado no debe someter a nadie a tortura, penas o trato cruel, inhumano o degradante. Esta prohibición es un derecho humano inderogable, por lo que no se anula jamás, aún si la persona es detenida. El #1D se pudieron documentar por lo menos seis casos comprobados de tortura contra personas detenidas en poder de autoridades policiales.

a) CASO URIEL POLO

-Marcos Uriel Polo, en ese entonces menor de edad, asistía a los actos de manifestación cuando es detenido sobre Avenida Juárez frente a la Alameda Central a las 13:08 horas. Es rodeado por policías de la SSPDF quienes lo toman por el cuello y golpean para después tirarlo, en el suelo comienzan a patearlo en distintas ocasiones.

-Uriel es arrastrado unos 50 metros para ser golpeado de nuevo de manera tumultuaria por los policías hasta que se desvanece en el suelo sangrando. Días después se le aplicaría el Protocolo de Estambul por personal médico especializado para comprobar que fue víctima de por lo menos 200 golpes en distintas partes del cuerpo: rostro, cuello, hombros, piernas, glúteos y tórax.

-Lo ingresan a la unidad P23-11 tripulada por el policía Mario Cruz Juárez y trasladado a la agencia 50 : “me llevan afuera del MP 50, ahí me dejan un rato y pues todos pasaban y me veían (…) no sé si eran jueces o algo y me hacen ´no, pues está muy madreado, no lo podemos bajar´”.

-Ante la negativa del MP de recibirlo, la policía lo obliga a agacharse en la patrulla para ocultarlo de la presencia de medios de comunicación y solicitan atención médica. Es atendido en Dr. Lavista y Dr. Vertiz por la ambulancia A8-063. Refiere que fue revisado superficialmente por los paramédicos que le limpian los restos de sangre y lo lavan. Es de nuevo trasladado en la patrulla hasta la estación de metro Indios Verdes. Le dicen “oye, esto no lo puedo hacer, pero vete a tu casa, ya llégale de aquí, no te quiero ver aquí. Y sí te vuelvo a ver por acá en las marchas, ahora sí, no vamos a perdonártela, así que llégale a tu casa”.

b) CASO ALEJANDRO LUGO

– El expediente de Alejandro registra que los policías declaran detenerlo en flagrancia cuando destruía un camión de la SSPDF en Av. Juárez y Balderas (colonia Centro), sin embargo su detención ocurrió en Ignacio Ramírez y Antonio Caso (colonia Tabacalera) media hora después de lo que afirman los policías. Lo detienen de manera violenta en un estacionamiento a dos calles de su casa (según su testimonio, se dirigía con su esposa a un restaurante cercano) (en ese momento detienen también a otra persona y golpean al empleado del estacionamiento y su esposa). Es rodeado en la vía pública por más de 20 elementos (SSP). La CDHDF confirmaría después que en el momento de la detención fueron producidas de manera intencional múltiples lesiones y además se le infringieron agresiones de tipo sexual.

c) SHOCKS ELÉCTRICOS

-Existen por lo menos tres casos comprobados de aplicación de choques eléctricos a personas detenidas. El primer caso es el de Roberto Cortés a quien certificaron la presencia de 21 lesiones en distintas partes del cuerpo y dos sesiones de choques en las piernas y la parte interna de los muslos. Doctores documentaron por lo menos 4 grandes lesiones en el caso de Víctor Aguilar y de la misma forma, dos sesiones de choques eléctricos en las mismas zonas del cuerpo. Se comprobó también que sus detenciones eran ilegales y arbitrarias.

-Bryan Reyes también refirió el uso de un aparato de descargas eléctricas el cual le fue aplicado en la parte izquierda de la cadera mientras ya estaba asegurado. Además, de acuerdo con su testimonio, antes de llegar a la instancia ministerial  fue desnudado y fotografiado mientras recibía amenazas y burlas.

-El uso de choques eléctricos no está permitido por la normatividad que regula el uso de la fuerza en el DF. Los casos de tortura documentados el #1D se logra ver la intencionalidad de causar sufrimiento físico y castigos degradantes. “Se tratan de tormentos físicos y psicológicos infligidos de manera intencional” diría la CDHDF en su recomendación 07/2013.

IV.- CONCLUSIONES BREVES

– CDHDF concluye que las 99 detenciones que analiza ocurren en evidente ilegalidad y arbitrariedad. Las detenciones arbitrarias además fueron manejadas con fabricación de delitos e irregularidades en el proceso. Antes del mes luego del #1D todas las personas procesadas (69) fueron puestas en libertad.

– Las bitácoras policiales sólo hablan de “un grupo” (del que se habla al principio de este texto) que cometía actos de violencia, se tiene documentado su recorrido. Algunos grupos, colectivos y discursos han adoptado la línea de que existieron personas infiltradas. A manera personal y de acuerdo a lo que observé, documenté y viví ese día (más lo que surgió en el año) puedo afirmar que había células, si bien no puedo asegurar de “infiltrados”, que eran sospechosamente protegidos por las formaciones policiacas, es decir (y los mismos policías lo admiten), que jamás fueron perseguidos por los grupos policiacos ni aprehendidos. Cuando los actos de violencia ocurrían en Av. Juárez se detuvo a personas en el primer cuadro del Centro Histórico, cuando los ataques a establecimientos ocurrían ya en Reforma se ejecutaron detenciones en Bellas Artes y Alameda. También observé actos de violencia en ciudadanos y manifestantes impotentes que veían cómo los policías detenían, golpeaban y perseguían arbitrariamente. La respuesta de algunos contingentes al ver a sus similares encapsulados o agredidos fue responder de manera legítima la brutalidad de los granaderos.

-Las detenciones arbitrarias tienen varias lecturas. Primero, ocurrieron ante la desesperación y orden de los mandos policiacos por tener números y no dejar una sensación de “impunidad” ante los actos de violencia. Segundo, tienen la intención de intimidar y amedrentar a los manifestantes y a la población en general, es decir, se manda un mensaje desde la autoridad que dice: “esto es lo que te puede pasar si sales a la calle, si te manifiestas, incluso si te atraviesas aunque no estés involucrado con el evento”. Tercero, el alto nivel de violencia en las detenciones ayuda a reforzar ese mensaje, se busca amedrentar y paralizar a los ciudadanos dando un “castigo ejemplar”.

-Las detenciones arbitrarias siguieron un claro patrón de criminalización y discriminación a las personas jóvenes, frases en las comunicaciones de los policías como “Todos esos jovencitos con mochila en la espalda, esos deben ser vándalos” registrado a las 13:07 dejan claro que además de criminalizar a quien protesta, se está criminalizando a cualquiera que sea joven, estudiante o parezca serlo.

-Si bien la CDHDF realizó una recomendación histórica (recomendación que muy probablemente le costó el puesto al Ombudsman) el discurso de Derechos Humanos oficial sólo admite las descripciones legales y se ampara en señalar actos “deshumanos, crueles, violatorios, etc” sin jamás hablar del contexto político, económico y social. Entonces es urgente realizar un amplio análisis del ¿por qué ocurren ese tipo de violaciones a Derechos Humanos? El enorme evento de violencia registrado el #1D ocurre, como sabemos en el marco de la sucesión presidencial y luego de un año agitado políticamente. Un ejercicio represivo de ese tamaño y con esas características sólo puede explicarse como la primera muestra y experimentación ante lo que ya hemos vivido todo el año: una voraz criminalización de la protesta social en búsqueda de la desarticulación de grupos o potenciales actores sociales que pudieran resistirse al plan económico diseñado y ejecutado (parcialmente) por el gobierno entrante.

Los gobiernos entrantes y sus “modernizaciones” sabían que buena parte de la sociedad no iba a permanecer sentada frente a la imposición de las reformas económicas de línea neoliberal que se ejecutarían después. Los disturbios del #1D han funcionado como laboratorio para medir y posteriormente ejecutar los cambios legales, estructurales y orgánicos con rumbos a las potenciales protestas en ese contexto. Se mostró la impunidad con que se puede detener, torturar y mantener en prisión a cualquier persona que se atreve a levantar la voz, se utilizaron como “conejillos de indias” diría el mismo Bryan Reyes para “ver la reacción” y diseñar nuevas formas de atacar a la protesta social.

-Así como se utilizaron los shocks eléctricos y la tortura para maltratar, paralizar y aterrorizar a las personas detenidas ese día, el gran evento (maximizado por medios) y las violentas agresiones ocurridas a la vista de todo mundo funcionan como un shock que paraliza a los y las demás. La violencia pública, las agresiones calificadas de tortura en plena calle (Uriel y Alejandro, por ejemplo) tienen la intención de igual a las mismas víctimas; paralizar, desorientar, someter, desmoralizar y aterrorizar a todos quienes fueron testigos presenciales y a quienes pudieran verlo después. Es mentira que los policías busquen evitar que cámaras registren sus brutalidades, saben que mientras más personas observen mejor será su trabajo y menos será la probabilidad de nuevas marchas, manifestaciones o protestas.

-#1D, para algunas de las personas detenidas y para muchos luchadores sociales, fue una especie de laboratorio para calibrar las medidas represivas y tácticas policiales para enfrentar las protestas que durante los siguientes meses llegarían debido a los cambios estructurales que el nuevo gobierno implementaría (paquete de reformas). La criminalización y masificación del miedo a salir a las calles ha probado diferentes medidas durante el año. Durante ese #1D se aplicaron medidas de contención y represión masiva, pública, violenta. Tiempo después llegaron reformas a Códigos Penales y una enorme estrategia mediática que seguiría deslegitimando la figura del manifestante (CNTE, “Anarquistas”, …) además de aplicarse una cacería selectiva (Mario González, Luna Flores, etc)  para desarticular grupos organizados de resistencia.

Te podría interesar:

Jóvenes. Criminalización, protesta y participación política.

Crónica del regreso violento del PRI

#Represión. Consejos breves pare la/el ciudadano movilizado.

El primer paso hacia la revolución.

¿Qué es la juventud?

Revisar:

Recomendación o7/2013 CDHDF

Anuncios

4 comentarios en “Claves para entender lo que pasó realmente el #1D. Un año después.

  1. Gracias por tomarse la molestia de realizar este trabajo pues es importante que nos comuniquemos y tengamos claridad de éste estado facista, porque aunque no lo quieran reconocer algunos intelectuales, es el inicio. Este primero de Diciembre debemos volver a salir para dejarle claro no al ESTADO, sino a la CUPULA DEL ESTADO NEOCAPITALISTA que el art. 39 constitucional aún tiene vigencia. Por otro lado es importante recalcar que en las manifestaciones debemos de seguir ciertos protocologos como formar columnas de cuatro y no de vola, tapados o no de la cara manifestarlos libremente, y evitar los infaltrados que hacen los actos vándalicos, y ante cualquier RETENCION (ES CUANDO NO HAY ORDEN DE APRENCION PERO TE APRENDEN) inmediatamente identificarte con tu credencial de lector o por propia voz y preguntar cual es el delito. A continuación no oponer resistencia sino seguir las indicaciones (para ello nunca jamás ir solo a las manifestaciones siempre en grupo ya que quien quede fuera del encapsulado debe filmar toda la secuencia inmediatamente y con mucha discreción), ahora bien si estando en la delegación te acusan de algo, no declarar , sin embargo como tienen sus mañas te hacen declarar y no digas nada que te incrimine sino empieza: Soy inocente en todas y cada una de las partes que se me acusa y me apego al articulo 20 constitucional y en este momento hago responsable de mi integridad fisica al ministerio público presente así como a los policías que me presentan sin orden de aprensión y que es todo lo que tengo que declarar sin renunciar a mis derechos correspondientes. (Así pues no les dejas de otra y lo van a pensar dos veces), ahora bien como te pasan con el medico legista ahi describes brevemente los hechos en un renglon porque el médico te preguntará como te hiciste los moretones, como y cuando, y le manifiestas que los daños físicos se ven pero describes tu miedo o angustia, es necesario porque si existen y son reales. Bueno por último es importante saber y prepararte fisica y emocionalmente porque es dificil no solo para ti sino para la familia.

    • Muchas gracias por el comentario, es de urgentísimo interés conocer algunas de las precisiones que enlistas. Sobre el caso de la logística en las marchas, consejos de vestimenta, reacción ante una detención y demás particularidades aconsejamos ampliamente consultar y difundir el texto “#Represión” Consejos breves para la/el ciudadano movilizado” que se encuentra en este mismo Blog en la siguiente dirección : https://labandanodiscrimina.wordpress.com/2013/08/31/1smx/

  2. Es impresionante el análisis. Lo mejor de todo es que presentas las pruebas y, le pese a quien le pese, eso no se puede refutar.
    Te felicito. Nos veremos el domingo 1D en el zócalo.

  3. Muy buen articulo, esta claro que tu información es verídica, pues yo viví ese día, y sé como se dieron las cosas, llenas de injusticia, llenas violencia y maltrato hacia los jóvenes..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s