Derecho Interno y Derecho Internacional de los Derechos Humanos

México es uno de los países donde se considera al periodismo y a la defensa de derechos humanos como actividades de alto riesgo.

Por: Aarón Hernández

Desde principios de la década de los 2 miles, México ha ido ganando el interés de los ojos internacionales, por lo que la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) decide instalar en este país una de sus sedes; teniendo como una de sus primeras tareas realizar un diagnóstico de la situación de los derechos humanos en México, para esta labor se convocaron a distintos actores sociales del lugar, quienes ya contaban con una trayectoria respetable en la defensa y promoción de derechos.

Cabe mencionar que Amnistía Internacional ya llevaba tiempo trabajando en la región, por lo que ahora con la presencia de la OACNUDH, existía mayor presión por parte de organismos internacionales para que México cumpliera al interior de su territorio lo que prometía en el extranjero con la constante firma de ratificación de tratados internacionales en materia de derechos humanos (México es de los países que más tratados ha firmado).

Ya era conocido que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM) a pesar de tener varios rezagos en materia de armonización legislativa, era de avanzada en comparación con la de muchos países. Sin embargo, a pesar de reconocer varios derechos al interior, en materia de derecho interno, no existían las leyes, códigos y mecanismos necesarios para su aplicación.

En otras palabras, México se comporta muy comprometido ante los distintos organismos internacionales y embajadores del ámbito internacional para cumplir con los derechos humanos, pero al interior del país deja mucho que desear, incluso cabe mencionar que México es uno de los países donde se considera al periodismo y a la defensa de derechos humanos como actividades de alto riesgo.

Para el 2009, La Organización de las Naciones Unidas (ONU), Realizó el primer “Examen Periódico Universal” (EPU) al Estado Mexicano, del cual emanaron alrededor de 80 recomendaciones en la que se abordaban temas como agresiones a defensores y periodistas, atención a la mortalidad materna, sistema penal acusatorio, entre otros.

Este examen se realiza cada cuatro años el Estado mexicano debe de presentar sus avances en materia de derechos humanos, pero la ONU también pide que las asociaciones civiles presenten un informe (más reducido en espacio) que les permita contrastar lo presentado por los enviados gubernamentales, por lo que este 2013, distintas organizaciones pertenecientes a la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos “Todos los Derechos para Todos y Todas” (Red TDT), se dieron a la tarea de construir este informe alternativo o informe sombra, el cual se abordaron temas como Armonización legislativa, Derechos de las Mujeres, Pobreza y DESCA, Defensoras, Defensores y Periodistas, Infancia y Juventudes, Migrantes, Acceso a la Justicia, entre otros.

Este octubre se llevo acabo el EPU 2013 en la ciudad de Ginebra, Suiza y el Estado mexicano presentó su examen en el cuál los temas más importantes que mostró como avances fueron la reforma constitucional en materia de derechos humanos, la reforma a la ley de amparo, el mecanismo federal para protección de defensores y periodistas, el programa Oportunidades; de lo cual cabe mencionar que reconoció el aumento en el índice de pobreza. Por otra parte, dejo de lado el hablar de la situación de algunos grupos que viven discriminación como Juventudes y LGBTTTI, tampoco habló del fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), donde se coloca a la CPEUM sobre los tratados internacionales, poniendo en riesgo el principio pro-persona. En general podría decirse que su informe estuvo lleno de omisiones o realidad maquilladas.

En contraste con los informes realizados por asociaciones civiles mexicanas, se logró que el Estado mexicano recibiera 176 recomendaciones (poco más del doble que en el examen de 2009), ahora lo que toca hacer es ver cómo esas recomendaciones se cumplen durante estos próximos 4 años y para ello deben de ser contempladas en el Plan Nacional de Desarrollo y en el Programa Nacional de Derechos Humanos para que México deje de ser “Candil de la calle y oscuridad de su casa” y armonizar lo observado en el ámbito internacional con lo que ocurre en el interior.

______________________

Síguenos en Facebook / Observatorio Ciudadano de Discriminación en Medios

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s