La raza cósmica. Sobre la obra de Vasconcelos y la discriminación a nuestros ancestros indígenas

“La profecía de la raza cósmica” de Aarón Piña Mora.

Por: Marco Antonio Martínez Monsalve

La raza de bronce

A más de 61 años de la noble enseñanza de José Vasconcelos, la ideología del patriotismo, la creación del lema “Por mi raza hablara el espíritu” símbolo eterno de la Universidad Nacional Autónoma de México y el cambio de la revolución de conciencias del Mexicano ha ido permeando en unos cuantos el valor de nuestros ancestros; donde su tesis principal es que por fin los latinoamericanos formarán una nueva raza cósmica capaz de generar un cambio económico, político, social, sin discriminación y libre caminando todos por un solo objetivo, donde cada persona le encuentre sentido a su vida.

A raíz de la Influencia de Porfirio Díaz por la cultura francesa por la fama que tienen los reyes, condes, la nobleza europea y por la discriminación de nuestros orígenes indígenas. Vasconcelos enfatiza mucho que no debemos olvidar nunca de dónde venimos: nuestros antecesores olmecas, toltecas, zapotecas, mayas, aztecas, huicholes, y cuanto lucharon por el país que todos queremos ser.

La quinta raza ancestral

A lo largo de su vida, Vasconcelos habla de la mezcla de las cuatro razas anteriores: roja, amarilla, negra y blanca Según, no solo la mezcla basta, se deben sumar las respectivas virtudes. Lograr esta conjugación sería la misión y destino de los habitantes de América, debido a que este continente contiene las características necesarias para el desarrollo de esta misión. Describe así mismo que los latinos tienen las bases para la verdadera victoria de este ideal. Ya que la raza blanca, actuales dominantes del mundo, impondrían su propia pureza retrasando el nuevo mestizaje. Por eso, nos dice, el nombre de la nueva civilización debería ser “Universo polis” y no Anglotown, donde impartirían la guerra en vez de la educación, justificada en una supuesta superioridad, defecto que cada raza ha tenido en su momento dominante.

Así nos explica también, que la humanidad debe pasar por tres estados, el de la fuerza, en la cual se basaba el poder primitivo; de la razón, donde se basa el actual poder, leyes y lógica impuestas por el poder de las herramientas del hombre blanco; y finalmente, el estado para la raza cósmica: el estético, guiado por el gusto, un estado donde la belleza es el factor dominante y la fealdad no se reproduce.

El libro nos describe así también, pensamientos y filosofía de José Vasconcelos, muy útil para comprender las obras que fomentó crear en las construcciones mexicanas, como los murales de José Clemente Orozco y Diego Rivera. Así como la campaña de educación para la gente del pueblo, sus espacios de lectura y la creación de proyectos de difusión de libros, por mencionar los más representativos. Incluso aún hoy, el libro puede ser inspirador para promotores/as y gestores culturales, sobre todo cuando desean la unión de nuestras hermanas y hermanos latino, centro y norte americanos.

A lo largo de su obra José Vasconcelos trata de generar lazos de amistad, solidaridad, igualdad, justicia , libertad honor, lealtad y también despertar lideres para Latinoamérica. Esto nos debe de generar identidad orgullo por nuestras raíces y nuestra visión del futuro.

Bibliografía.

José Vasconcelos, La raza cósmica (México D.F., Espasa Calpe, S.A., 1948), 47-51

_______________________

Síguenos en Facebook / Observatorio Ciudadano de Discriminación en Medios

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s