Discriminación y violencia

La violencia en nuestra sociedad puede orientarse particularmente contra las mujeres. Ésta puede ser física, verbal, psicológica, patrimonial, institucional o finalmente violencia feminicida.

Por: Aarón Hernández

En México existe  un clima de violencia que se manifiesta hacia distintos sectores de la población y en distintos espacios, desde el interior del hogar hasta los espacios institucionales. Son varios los grupos que por sus características son objetivo de violaciones a sus derechos: adultos mayores, niñas y niños, jóvenes, migrantes, indígenas, LGBTTTI, mujeres, entre otros. Pero no se trata de una vulnerabilidad inherente a su persona, pues la violencia es una construcción social y la vulnerabilidad es resultado de las condiciones adversas en las que intentamos desarrollarnos como personas.

Existen varios elementos estructurales que sustentan a la violencia en distintos ámbitos y niveles, por ejemplo tenemos al adultocentrismo que desdibuja a toda aquella persona que no cumpla con las características (estereotipo) de una persona adulta, dejando en situación de discriminación a las infancias, juventudes y adultos mayores al considerarse ciudadanías de segunda categoría; también otro elemento es la estructura patriarcal, la cual atribuye al hombre privilegios sociales y a las mujeres una degradación de las condiciones mínimas necesarias para una vida digna, dando como resultado el no reconocimiento de la dignidad de las mujeres.

Otros elementos también lo son, la heteronormatividad, la cual puede entenderse como todo el aparato estructural (la cultura, las leyes y las políticas sociales) que regulan las formas de las relaciones sociales entre las mujeres y los hombres, la ley mexicana no ha reconocido del todo a las orientaciones sexuales y las identidades de género, es decir, a la diversidad sexual; el matrimonio tradicionalmente se pensó exclusivamente para la unión entre un hombre y una mujer, pero no para dos hombres o dos mujeres, además de que culturalmente se castiga a través del prejuicio, el estigma y el estereotipo a quienes haciendo un pleno ejercicio de su sexualidad, se atreven a rompen con las normas tradicionales sobre el género, hombres femeninos y mujeres masculinas; por otra parte, las personas intersexuales quedan fuera de cualquier registro en materia civil, al no declararse un sexo para ellas el Estado les niega el extenderles el acta de nacimiento y por ende, el derecho tener una identidad, generando una reacción en cadena al negárseles también el acceso a la educación, al trabajo, la salud, entre otros. La invisibilización también es un tipo de violencia, sin dejar de mencionar los constantes crímenes y asesinatos por homofobia.

De lo anterior, vale la pena rescatar los tipos de violencia que particularmente viven las mujeres en México y que puede manifestarse de distintas formas: verbal, cuando se usan palabras que denigran; psicológica, cuando el efecto del maltrato se ve reflejado en la autoestima y en la salud mental; física, cuando las agresiones provocan daño al cuerpo; sexual, cuando se comete abuso y tortura sexual; económica, cuando se controlan los ingresos de la mujer; patrimonial, es aquella que le deniega el acceso a poseer propiedades por el hecho de ser mujer; institucional, cuando las instancias hacen caso omiso de sus funciones; y feminicida, cuando se tiene como efecto final la muerte de la mujer por el hecho de serlo.

La violencia ha existido desde que existe la sociedad, lamentablemente aún queda mucho por hacer, pues los mecanismos que sustentan y reproducen la violencia continúan muy arraigados en las formas de relacionarnos con los otros y las otras, pero tampoco hay que olvidar que la violencia es aprendida y socialmente estructural, no es natural, la violencia también puede ser desaprendida, las estructuras sociales también pueden ser transformadas. Para cambiar lo grande, tal vez hay que comenzar con lo pequeño, desde lo local hasta lo internacional. Transformémonos todos y todas, y exijamos otras condiciones de vida para quienes han vivido históricamente violencia.

_______________________

Síguenos en Facebook / Observatorio Ciudadano de Discriminación en Medios

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s