La armonía de la mente, Derecho a la salud mental

Por: Nancy Amado Soto

Puesto que las guerras comienzan en la mente de los hombres,

es en la mente de los hombres donde deben erigirse los baluartes de la paz. 

Preámbulo de la constitución de la UNESCO

 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la salud mental es el “bienestar que una persona experimenta como resultado de su buen funcionamiento en los aspectos cognoscitivos, afectivos y conductuales, y, en última instancia el despliegue óptimo de sus potencialidades individuales para la convivencia, el trabajo y la recreación”.

La salud mental es un fenómeno complejo determinado por múltiples factores  sociales, ambientales, biológicos y psicológicos, así como fenómenos sociales como la corrupción, la cual como conducta antisocial es también materia de la salud mental  e incluye trastornos mentales como la esquizofrenia, depresión, estrés y obsesión.

Para las y los jóvenes pueden conjuntarse otras circunstancias, como el vivir en situaciones extremas de estrés psicosocial, discriminación, pobreza, marginación, desempleo, pertenecer a una población migrante, deserción escolar, entre otros, y con dificultades para recibir atención respecto a su salud mental. Asimismo actualmente es mayor el número de personas expuestas a la violencia al ser víctimas de asaltos, robos, secuestros e inseguridad; lo que incrementa su vulnerabilidad a padecer estrés postraumático, depresión, algún tipo de adicción o el incremento en el riesgo de intentos de suicidio.

Debido a que los jóvenes se encuentran en una etapa de cambios tanto físicos como psicológicos, es importante poner atención en aquellos aspectos que les van a proporcionar una oportunidad de crecimiento tanto individual, familiar y social; de tal forma que su desempeño en cualquier ámbito sea óptimo, y en caso de presentar algún problema relacionado con su salud mental, buscar el apoyo de las instancias más adecuadas al tratamiento del padecimiento en cuestión.

En este sentido, lograr que la población conserve la salud mental, además de la salud física, depende, en gran parte, del acceso a servicios de salud integrales, así como de la realización de acciones, en promoción, prevención, tratamiento e inclusión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s