Homofobia y conmemoraciones.

17 mayo. Foto : JAguilar

Por: Jorge Luis Aguilar

El 17 de mayo de 1990, la Asamblea General de la Organización Mundial de la Salud eliminó la homosexualidad de su lista de enfermedades psiquiátricas. Hace apenas 23 años todavía las personas homosexuales eran clasificadas como enfermos y enfermas mentales. La supresión de la lista buscaba acabar con décadas de homofobia médica y discriminación sistemática contra homosexuales y lesbianas.

La realidad es que a 23 años de distancia, las realidades de las personas no heterosexuales no han cambiado ni mejorado del todo.

Las personas homosexuales, bisexuales, transgénero, travesti e intersexuales viven en todos los países del mundo, en algunos países de manera ordinaria, con pleno ejercicio de derechos. En otros países, unos 76, el ser homosexual se considera ilegal. Las condenas van desde la vergüenza y exhibición pública, el encarcelamiento, la tortura, injustas multas y en siete países, la pena de muerte.

En algunos países como el nuestro, a pesar de que los Derechos Humanos de todas las personas, heterosexuales y homosexuales, son reconocidos en la Constitución Política y en diversas leyes locales y federales; las personas homosexuales enfrentan diario la constante amenaza de la brutal violencia homofóbica.

Sin hablar siquiera todavía de crímenes de odio, la realidad en nuestro país provoca que cientos de jóvenes sean expulsados de su casa por su orientación sexual, que sean acosados y acosadas en las escuelas, agredidos en la calle y casi obligados a ocultar algo que existe pero muchos todavía consideran “anormal”.

A pesar de numerosos e importantes avances en los últimos años, México necesita reivindicar los derechos de las personas no heterosexuales en búsqueda de una equidad real y efectiva en todos los espacios. México necesita hacer un llamado por la igualdad real de oportunidades y desarrollo de todas las personas, independientemente de su orientación sexual o identidad de género.

Es una obligación fundamental del Estado el combate a la homofobia con políticas públicas, educativas y afirmativas que permitan un cambio estructural en las dinámicas sociales de nuestro país, fuertemente mancilladas por ejercicios inequitativos y discriminatorios de poder, donde el heterocentrismo y machismo configuran aún la mayor parte de todos los procesos sociales en nuestro país.

Es preocupante que el sector Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Transgénero e Intersexual se siga viendo como una “población minoritaria” o “población vulnerable”. Para entender el fenómeno de la discriminación hay que entender que las personas NO son vulnerables por una característica o razón en específico, sino que, en un contexto social, son empujadas a una situación de desprotección jurídica y social que les deja en desventaja para un efectivo ejercicio pleno de derechos. Es labor de gobiernos locales y federales asumir un compromiso permanente con las poblaciones en situación de vulnerabilidad a la discriminación para poder garantizar que nuestros derechos no sean violentados impunemente.

Anuncios

Un comentario en “Homofobia y conmemoraciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s