Extraño o extranjero en el DF

Viajando ando ...

 

Por: Omar Ortega García

Para las personas que radicamos en el Distrito Federal nos es muy fácil normalizar en la mayoría de los casos,  acciones que de cierto modo violentan a terceros, desde el momento de excluirlos de nuestro entorno inmediato o cotidiano. Todo esto por el simple hecho de reproducir esquemas de rechazo ante cuestiones “diferentes” o “extrañas” a lo que estamos acostumbrados.

Pero esto es aún más evidente cuando se trata de personas que de entrada reflejan un perfil de escasos recursos, por no decir de evidente precariedad. Pues al haber personas que viven en situación de marginación o totalmente callejeras, se parten de estigmas muy marcados como el simple hecho de pensar que son “lacras sociales sin oficio ni beneficio”

Este es un campo bastante amplio y complejo, pero en este caso haré referencia concretamente a personas que sólo están de paso por la ciudad, es decir aquellas personas que se han dejado sus lugares de origen en busca de mejores oportunidades  aquellas personas transmigrantes que por las condiciones de su trayecto no cuentan con el recurso económico suficiente para llevar a cabo un modo de vida digno y adecuado.

Cabe mencionar que en la ciudad de México hay muchas personas extranjeras en condiciones diversas, pues muchas están por cuestiones laborales, turísticas o de visita; pero en estos perfiles la aceptación por parte de las y los capitalinos no es totalmente hermética

Sin embargo para el caso de personas que sólo están de paso por el país, las condiciones son totalmente distintas  ya sea que vengan de otros países o de otros Estados de la república. Pues regularmente llegan al Distrito Federal por la cercanía que hay con Estados aledaños por los que la “Ruta Migratoria” (en el caso del tren) como el Estado de México, y su viaje hasta ese punto ha tenido ciertas condiciones que violentan su persona, al grado que necesitan conseguir el recurso económico necesario para poder continuar con su viaje.

 Cabe mencionar que en su mayoría esta población es proveniente de comunidades indígenas, lo cual por desgracia implica un factor en contra para poder ser incluidas dentro de los modelos neoliberales por los que se rige una ciudad industrializada. Pues la extrañeza con la que se tratan a las personas de otro lugar de origen con estas características, ha sido una lucha constante a partir de la conscientización y la sensibilización ante las otras realidades que nos rodean para romper con estos estigmas que se tienen hacia personas que viven en condiciones diferentes.

 Este es un proceso que debemos llevar a cabo principalmente desde nuestro entorno más inmediato y cercano, que puede ser el hogar, pero debe poder verse reflejado en el trato y atención que desde organismos de gobierno o sociales para con las personas que van de paso por la ciudad, sin importar las condiciones en las que se encuentre o el lugar de origen de donde decidieron migrar.

Puede que no sea un proceso sencillo, pero con un trabajo constante y en conjunto puede logarse la modificación de estos actos discriminatorios tan normalizados y adoptados por generaciones, y no sólo con las personas que van de paso, sino con todas las personas que convivimos día a día.

Anuncios

2 comentarios en “Extraño o extranjero en el DF

  1. Existe un claro desconocimiento de la situación de los y las transmigrantes centroamericanos en su paso por México, alguien alguna vez me dijo que los migrantes eran un problema al quitarles las plazas laborales a los mexicanos, que el Estado tenía que proteger la soberanía del país, por lo que se necesitaba mano dura contra este sector.

    A mi me queda claro lo equivocada de esta perspectiva, los migrantes están de paso así que no pueden representar una verdadera causa del desempleo de la población mexicana, tampoco son criminales que merezcan la mano dura del Estado, al contrario, el Estado tiene la obligación de garantizar el cumplimiento de los derechos humanos (que son universales) a la población transmigrante. Si la gente quiere que se detenga la migración, entonces hay que exigir a los gobiernos de los países de origen que garanticen a su población las condiciones necesarias para tener una vida digna y no se vean el la necesidad de migrar y exponerse a violaciones de derechos humanos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s